Article

La Vía Láctea (bar)


La Vía Láctea (bar)


La Vía Láctea es un bar de Madrid, muy popular como sala de conciertos durante la “Movida” y junto a otros ‘lugares de culto’ juvenil, como el Rock-Ola, el Carolina, El Sol, El Pentagrama, Marquee, El Jardín, El Escalón, El Salero, etc. Situado en el número 18 de la calle de Velarde, en el madrileño barrio de Malasaña, se abrió en julio de 1979, convirtiendo en un local de ocio de dos plantas un antiguo despacho de carbón. Su fundador, Marcos López Artigas, usó como modelo los bares de copas que había visto en Londres y en Nueva York.[1]

De su periodo álgido, además de las actuaciones en directo de las principales estrellas de la Movida, puede destacarse la labor diaria de pinchadiscos como Kike Turmix, Diego A. Manrique, Juan de Pablos, Manolo Calderón, Samuel o José Castillo, que disponían de colecciones de discos difíciles de encontrar en España.[2]

La Vía Láctea cumplió 25 años un año después de la muerte de su fundador, el 14 de julio de 2003, manteniendo el negocio y su espíritu su sobrino David Krahe, que gestionaba el local desde 1995.[3]

El que llegaría a ser conocido por la proyección de clientes como Pedro Almodovar, tuvo, ya en el siglo xx su momento feliz como centro de actividad de la música , con la presencia de bandas como los Twin Peaks, los Parrots, los Nastys y las Hinds. [4]

Referencias

Enlaces externos

  • Wikimedia Commons alberga una categoría multimedia sobre La Vía Láctea.


La Vía Láctea (bar)


Langue des articles



Quelques articles à proximité