Aller au contenu principal

María Luisa de Austria


María Luisa de Austria


María Luisa de Austria (en francés: Marie-Louise d'Autriche) (Viena, 12 de diciembre de 1791 - Parma, 17 de diciembre de 1847), hija del emperador Francisco I de Austria y su esposa, la princesa María Teresa de las Dos Sicilias (1772-1807).

Fue la mayor de los hijos del emperador Francisco I de Austria. María Luisa creció durante un período de conflicto continuo entre Austria y la Francia revolucionaria. Una serie de derrotas militares a manos de Napoleón Bonaparte habían provocado un alto costo humano en Austria. El final de la guerra de la Quinta Coalición resultó en el matrimonio de Napoleón y María Luisa en 1810, que marcó el comienzo de un breve periodo de paz y amistad entre Austria y el Imperio francés. María Luisa, obedientemente, aceptó el matrimonio a pesar del gran desprecio que sentía hacia Francia. Fue una esposa obediente y adorada por Napoleón, ansioso por casarse con un miembro de una de las principales casas reales de Europa para consolidar su imperio relativamente joven. Dio a luz un hijo que brevemente le sucedió como Napoleón II.

La fortuna de Napoleón comenzó a cambiar dramáticamente en 1812 después de su fallida invasión a Rusia. Las potencias europeas, entre ellas Austria, reanudaron las hostilidades contra Francia en la Guerra de la Sexta Coalición, que terminó con la abdicación de Napoleón y con su exilio en Elba. El Tratado de 1814 de Fontainebleau entregó los ducados de Parma, Piacenza y Guastalla a la emperatriz María Luisa, que gobernó hasta su muerte.

María Luisa se casó dos veces morganáticamente después de la muerte de Napoleón en 1821. Su segundo marido fue el conde Adam Albert von Neipperg (1821), un escudero al que conoció en 1814. Ella y Neipperg tuvieron tres hijos. Después de la muerte de Neipperg, se casó con el conde Carlos René de Bombelles, su chambelán, en 1834. María Luisa murió en Parma en 1847 de pleuresía.

María Luisa de Austria nació en el Palacio de Hofburg en Viena el 12 de diciembre de 1791 hija del archiduque Francisco I de Austria y su segunda esposa, María Teresa de Nápoles y Sicilia. Su padre se convirtió en emperador del Sacro Imperio un año más tarde como Francisco II. María Luisa era bisnieta de la emperatriz María Teresa a través de su padre, y por lo tanto sobrina nieta de María Antonieta. Ella era también nieta materna de la reina María Carolina de Nápoles, la hermana favorita de María Antonieta.

Los años de formación de María Luisa se dieron durante un período de conflicto entre Francia y su familia. Fue criada odiando Francia y las ideas francesas. María Luisa fue influenciada por su abuela María Carolina, que despreciaba la Revolución Francesa, que causó la muerte por decapitación de su tía, María Antonieta. El Reino de Nápoles también entra en conflicto directo con las fuerzas francesas dirigidas por Napoleón Bonaparte. La Guerra de la Tercera Coalición llevó a Austria al borde de la ruina, lo que aumentó el resentimiento de María Luisa hacia Napoleón. La familia imperial se vio obligada a huir de Viena en 1805. María Luisa se refugió en Hungría y más tarde Galicia antes de regresar a Viena en 1806. Su padre renunció al título de emperador del Sacro Imperio Romano, pero se mantuvo como emperador de Austria. Para casarla, sus padres le habían instruido en muchos idiomas. Además de su nativo alemán, hablaba con fluidez en inglés, francés, italiano, latín y español.

En 1807, cuando María Luisa tenía 15 años, su madre murió después de sufrir un aborto involuntario. Menos de un año después, el emperador Francisco se casó con su prima María Luisa de Austria-Este, que era cuatro años mayor que María Luisa. No obstante, María Luisa de Austria adoptó un papel maternal hacia su hijastra.

Estalló otra vez la guerra entre Francia y Austria en 1809, lo que resultó en la derrota de los austriacos de nuevo. La familia imperial tuvo que huir de Viena de nuevo antes que la ciudad se rindiera el 12 de mayo. Su viaje se vio obstaculizado por el mal tiempo, y llegaron a Buda "mojados, y casi agotados por la fatiga".

En 1810 se convierte en la segunda esposa de Napoleón I, ya que Josefina de Beauharnais no le podía dar un hijo que fuera heredero al trono. Además, Napoleón I estaba interesado en emparentarse con una de las casas reales más antiguas de Europa, como era la de los Habsburgo, para que así su heredero tuviera menos dificultades en ser aceptado entre los demás monarcas europeos.

Al ser confinado Napoleón I en la isla de Elba, María Luisa y su hijo marcharon a Austria, donde residieron bajo la tutela de su padre Francisco I. María Luisa conservó el título de emperatriz de los franceses y le asignaron los ducados italianos de Parma, Plasencia y Guastalla en 1814. Estos tres estados italianos le fueron confirmados en el Congreso de Viena y los ostentaría hasta su muerte.

De este matrimonio nació un solo hijo, Napoleón II.

En el verano de 1814, el emperador Francisco envió al conde Adam Albert von Neipperg a acompañarla en el balneario de Aix-les-Bains con la intención de frustrar cualquier intento de acompañar a Napoleón a Elba. Pronto la emperatriz se enamoró del conde y él se convirtió en su chambelán y defensor personal en el Congreso de Viena.

Cuando Napoleón escapó de Elba y restableció su gobierno, los aliados le declararon nuevamente la guerra. Su madrastra, la esposa del emperador Francisco I de Austria, le pidió que participara de las procesiones para orar por el éxito de los ejércitos austriacos, pero ella rechazó la insultante propuesta. María Luisa le envió un mensaje al secretario privado de Napoleón: "Espero que él entienda la miseria de mi posición... yo nunca asentiré un divorcio, pero me jacto de que no se opondrá a una separación amistosa, y que no guardará algún mal sentimiento hacia mí... Esta separación se ha convertido en un imperativo; no afectará en modo alguno los sentimientos de estima y gratitud que conservo".

Tras la derrota definitiva de Napoleón en Waterloo, el Congreso de Viena reconoció a María Luisa como gobernante de Parma, Piacenza y Guastalla, así como duquesa vitalicia de Parma, ya que los aliados no querían que el heredero de Napoleón pretendiera derecho alguno sobre Parma. Según lo estipulado en el Congreso, María Luisa no podía llevar a su hijo a Italia, por lo que lo dejó en Viena, al cuidado de su padre, abuelo de Napoleón II.

En concreto, tuvo cuatro hijos ilegítimos apellidados Montenuovo:

  • Albertina María (1817-1867), que casó con Luigi Sanvitale, Conde de Fontanellato.
  • Guillermo Alberto, Conde de Montenuovo, luego creado Príncipe de Montenuovo (1819-1895), que casó con la Condesa Juliana Batthyány von Németújvár.

Tras contraer matrimonio el 7 de septiembre de 1821 (cuatro meses después de quedar viuda).

  • Matilde en 1822.
  • Gustavo en 1823.

Al enviudar de Neipperg en 1829, casó en terceras nupcias con el aristócrata Charles-René de Bombelles, otro administrador enviado por la corte de Viena.

  • 12 de diciembre de 1791 - 2 de abril de 1810: Su Alteza Imperial y Real la archiduquesa María Ludovica de Austria, princesa de Hungría y Bohemia
  • 2 de abril de 1810 - 6 de abril de 1814: Su Majestad Imperial y Real la emperatriz de los Franceses, reina de Italia
  • 2 de abril de 1810 - 22 de junio de 1815: Su Majestad Imperial y Real la reina de Italia
  • 22 de junio de 1815 - 17 de diciembre de 1847: Su Majestad Maria Luisa, Princesa Imperial y archiduqesa de Austria, Duquesa de Parma, etc...[1][2]

De conformidad con el Tratado de París (1814), María Luisa mantuvo su rango imperial, así como los títulos de princesa imperial y archiduquesa de Austria, princesa real de Hungría y Bohemia

  • 22 de junio de 1815 - 17 de diciembre de 1847: Gran Maestre de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge.[1]
  • Dama de primera clase de la Orden de la Cruz Estrellada.[3][2]​ ( Imperio austríaco)
  • Dama gran cruz de la Orden de la Cruz del Sur.[2]​ ( Imperio del Brasil)
  • Dama gran cruz de la Orden de San Juan de Jerusalén vulgo de Malta.[2][4]​ ( Orden de Malta)
  • Gies McGuigan, Dorothy. Los Habsburgo. Ed. Grijalbo, 1984, Barcelona.
  • Grunwald, Constantino de. La vida de Metternich. Ed. Juventud, 1942, Barcelona.
  • Maurois, André. Napoleón. Ed. Salvat, 1985,Barcelona.
  • de Bertier de Sauvigny, Guillaume (1998). Metternich. París: Fayard. ISBN 2-213-60267-0. 
  • Chastenet, Geneviève (1983). Marie-Louise: l'impératrice oubliée. París. ISBN 2-277-22024-8. 
  • Durand, Sophie Cohondet (1886). Napoleon and Marie-Louise (1800–1814): A Memoir. Londres: S. Low, Marston, Searle & Rivington. 
  • «Fiorenzuola d'Arda». Turismo a Piacenza. Archivado desde el original el 28 de marzo de 2012. Consultado el 22 de julio de 2011. 
  • «6 avril 1814: Abdication de Napoléon 1.er». Herodote.net. Consultado el 21 de julio de 2011. 
  • Herman, Eleanor (2006). Sex with the Queen. Nueva York: Harper Perennial. ISBN 978-0-06-084674-9. 
  • Herre, Franz (1998). Maria Luigia: il destino di un' Asburgo da Parigi a Parma. Milan: Mondadori. ISBN 88-04-42133-9. 
  • Lasagna, Roberto. «Absburgo Lorena Maria Ludovica Leopoldine». Dizionario dei biografico Parmigiani. Archivado desde el original el 14 de marzo de 2012. Consultado el 21 de julio de 2011. 
  • Marchi, Adele Vittoria (1988). Vienna e Parma. Parma: Artegraf. Silva. 
  • Potocka-Wąsowiczowa, Anna z Tyszkiewiczów. Wspomnienia naocznego świadka. Warszawa: Państwowy Instytut Wydawniczy, 1965.
  • «Napoléon Bonaparte». Archontology.org. Consultado el 21 de julio de 2011. 
  • de Saint-Amand, Imbert (2010). The Happy Days of the Empress Marie Louise. Miami: HardPress Publishing. ISBN 978-1-4076-4955-9. 
  • Schiel, Imgard (1997). Maria Luigia - Giuseppe che una donna e che amare governare Giuseppe. Milan: Loganesi. 
  • Wikimedia Commons alberga una galería multimedia sobre María Luisa de Austria.
  • Juicio de Napoleón sobre María Luisa de Austria.



Text submitted to CC-BY-SA license. Source: María Luisa de Austria by Wikipedia (Historical)