Aller au contenu principal

Eduardo Fortunato de Baden-Baden


Eduardo Fortunato de Baden-Baden




Eduardo Fortunato de Baden (Londres, 17 de septiembre de 1565-Kastellaun, 8 de junio de 1600) fue Margrave de Baden-Rodemachern y Baden-Baden.

Vida y obra

Eduardo era el hijo del margrave Cristóbal II de Baden-Rodemachern y la princesa sueca Cecilia Vasa. Recibió su nombre de la reina Isabel I de Inglaterra, quien fue su madrina.[1]​ Pasó su primer año en el Real Palacio de Hampton Court, Inglaterra.

Cuando su padre murió en 1575, se convirtió en el Margrave de Baden-Rodemachern. Su tutor, el duque Guillermo V de Baviera, le dio una educación católica y en 1584 se convirtió del luteranismo al catolicismo,[2]​ como su madre ya lo había hecho.

La lucha entre católicos y protestantes dividió a la familia de Eduardo, y el 18 de noviembre de 1589 organizó un coloquio en el Ayuntamiento de Baden para discutir las demandas relativas del catolicismo (representado por Johann Pistorius), el luteranismo (representado por Andrea y Jacob Heerbrand) y el calvinismo, representado por Schyrius, pero sólo logró que se endurecieran los puntos de vista.[3][4]

El 13 de marzo de 1591 contrajo matrimonio por lo civil en Bruselas con María de Eicken (1569 - 21 de abril de 1636), hija de Joost de Eicken, gobernador de Breda, que regularizó el 14 de mayo de 1593,[5]​ después de que hubieran tenido una hija. Al final, tuvieron cuatro hijos, pero en parte debido a la escasa alcurnia de su esposa, nunca fueron reconocidos como herederos por Ernesto Federico, Margrave de Baden-Durlach, quien le sucedió.[6]

En 1587 visitó a sus familiares en Suecia y acompañó a su primo Segismundo III Vasa, rey de la Mancomunidad Polaca-Lituana (y también más tarde rey de Suecia) a Polonia y en 1588 fue nombrado por él para encabezar las costumbres y las minas polacas. El mismo año heredó Baden-Baden, juntándose con Baden-Rodemachern. Sin embargo, trató duramente a los luteranos y despilfarró los recursos del territorio; su matrimonio e hijos no eran aprobados por sus familiares. En 1594 por lo tanto, su pariente, Ernesto Federico I de Baden-Durlach se hizo cargo de la totalidad de Baden-Baden. (Los hijos de Eduardo sólo se restablecieron en 1622 tras la Batalla de Wimpfen, cuando su catolicismo les dio una ventaja.[7][8]​)

Eduardo heredó las deudas de sus padres y las agravó.[9]​ Después de perder su margraviato, vivió en varios castillos y trató de recaudar dinero por acuñar moneda[10]​ con la alquimia y la magia negra, persuadiendo a Paul Pestalozzi de Clavella y Mascarello de Chio de Padua para que le ayudaran, y tuvo éxito en causar dolor a Ernesto Federico metiendo alfileres en un muñeco de cera.[11]​ Asimismo se ha dicho que intentó que Ernesto Federico muriera por envenenamiento.[12][13]​ Se afirma que sedujo y causó la muerte de la hija de un castellano en el Yburg, que ahora está en ruinas y perseguido por el fantasma de ella.[14]

En 1597 fue enviado a Alemania para reclutar mercenarios en nombre del Gobierno de España.[15]​ En 1598, participó en el intento de su primo Segismundo de recuperar Suecia de su tío Carlos IX de Suecia, y en la Batalla de Stangebro, Eduardo fue capturado y encarcelado brevemente por los daneses.[16]

Murió en 1600 como resultado de la caída por una escalera de piedra, posiblemente en estado de ebriedad, a los 34 años.[17]

JBL PARTYBOX ENCORE

Descendencia

Eduardo Fortunato y María de Eicken tuvieron los siguientes hijos:

  • Guillermo (1593-1677)
  • Germán Fortunato (1595-1665)
  • Alberto Carlos (Kastellaun, 1598-castillo de Hundschloss, 1626, cuando se mató accidentalmente)
  • Ana María Lucrecia (Murano, 1592-Kastellaun, 1654)

Referencias

Véase también

  • Margraviato de Baden
  • Anexo:Soberanos de Baden

Enlaces externos



Text submitted to CC-BY-SA license. Source: Eduardo Fortunato de Baden-Baden by Wikipedia (Historical)



Powered by Shutterstock