Aller au contenu principal

Hayat Tahrir al-Sham


Hayat Tahrir al-Sham


Hay'at Tahrir Al Sham (en árabe: هيئة تحرير الشام, Hayʼat Taḥrīr aš-Šām, traducido al español Organización para la Liberación del Levante o Comité de Liberación del Levante),[1][2][3]​ comúnmente conocida como Tahrir al-Sham, es una organización política y armada yihadista salafista involucrada en la guerra civil siria. Se formó el 28 de enero de 2017 como una fusión entre Jabhat Fateh al-Sham (antes Frente al-Nusra), el frente Ansar ad-Din, Jaysh al-Sunna, Liwa al-Haqq (Liwa al-Haqq (Idlib)) y el Movimiento Nour al-Din al-Zenki; bajo la iniciativa de Abu Jaber Shaykh, un islamista comandante que sirvió como el segundo Emir de Ahrar al-Sham.[4]​ Durante su declaración de fundación, el primer Emir Abu Jaber Shaykh describió al Comité de Liberación del Levante como "una entidad independiente" libre de todas las relaciones y lealtades previas como resultado de la unión recién formada, desvinculándose así de facciones como el Frente Al-Nusra. Proclamando a la naciente organización como "una nueva etapa en la vida de la bendita revolución", Abu Jaber llamó a todas las facciones de la oposición siria a unirse bajo su dirección islámica y emprender una "Jihad popular" para lograr los objetivos de la revolución siria, a saber, la expulsión del régimen de Assad y sus Hezbolá socios de territorios sirios y formar un Gobierno islámico.[5]

Después del anuncio, se unieron grupos e individuos adicionales. El grupo fusionado está actualmente liderado por Jabhat Fatah al-Sham y exlíderes de Ahrar al-Sham, aunque el Alto Mando está formado por líderes de otros grupos.[6]​ Muchos grupos e individuos desertaron de Ahrar al-Sham, en representación de sus elementos más conservadores y salafistas. Desde entonces, el Frente Ansar al-Din[7]​ y el Movimiento Nour al-Din al-Zenki[8]​ se han separado de Tahrir al-Sham. Tenía un estimado de 6000-15 000 miembros en 2022.[9]

Hay'at Tahrir al-Sham otorga lealtad al Gobierno de Salvación de Siria, que es un gobierno alternativo de la oposición siria en la gobernación de Idlib.[10][11]

Historia

Trasfondo

Al-Nusra/JFS cooperó con Ahrar al-Sham durante gran parte de 2015-16. El destacado clérigo Ahrar al-Sham Abu Jaber había criticado durante mucho tiempo la afiliación de al-Nusra a al-Qaeda como un retroceso en la causa de los rebeldes, y también había sido el foco de los intentos de unificar a los elementos rebeldes islamistas.[12][13][4]​ Dirigió una facción más islamista y menos nacionalista dentro de Ahrar al-Sham, Jaysh al-Ahrar, que apoyó la fusión de Ahrar al-Sham con JFS. Hubo conversaciones de fusión a fines de 2016, pero se rompieron. A principios de 2017, la gobernación de Idlib choco con grupos islamistas rivales en Idlib, en particular Ahrar al-Sham, pero Jaish al-Ahrar se separó de Ahrar al-Sham para fusionarse con JFS en un nuevo organismo.[14]

Formación

Abdullah al-Muhaysini, Abu Taher al-Hamawi, y Abd ar-Razzaq al-Mahdi trabajaron activamente en la formación del grupo. La nueva organización fue erigida oficialmente el 28 de enero de 2017.[15]​ Según el analista sirio Charles Lister, Ahrar al-Sham perdió entre 800 y 1000 desertores ante el HTS, pero ganó al menos entre 6000 y 8000 más de la fusión con sus filas de Suqor al-Sham, Jaish al-Mujahideen, Fastaqim Union y las unidades occidentales de Alepo del Frente de Levante, y las unidades basadas en Idlib de Jaysh al-Islam.[14]​ Mientras tanto, JFS perdió varios cientos de combatientes ante Ahrar al-Sham, pero ganó entre 3000 y 5000 combatientes a partir de su fusión con Harakat Nour al-Din al-Zinki, Liwa al-Haq, Jaish al-Sunna y Jabhat Ansar al-Din en HTS.[16]

Rama de Al-Qaeda

A pesar de la fusión, Tahrir ash-Sham funciona efectivamente como la rama siria de la organización Al-Qaeda en un nivel encubierto. Algunos analistas reportaron que el objetivo de formar Tahrir ash-Sham era unir a todos los grupos con la ideología extrema de Al-Qaeda bajo una misma bandera y obtener tantas armas como fuera posible. También informaron de que muchos de los excombatientes de Jabhat Fateh ash-Sham todavía rendían pleitesía a Al Qaeda y mantenían una influencia creciente sobre el nuevo grupo. También se informó de que a pesar de la reciente formación de Tahrir al-Sham, el nuevo grupo mantuvo secretamente un vínculo fundamental con Al Qaeda y que muchas de las personalidades más importantes del grupo, en particular Abu Jaber, mantenían opiniones extremadamente extremas. Tahrir ash-Sham comparte el objetivo del Frente an-Nusra de convertir a Siria en un emirato islámico dirigido por Al-Qaeda.[17][18]

Consolidación (enero-agosto 2017)

Enero

Poco después de la formación del grupo, muchos sirios locales comenzaron a referirse al grupo como Hetesh, que era un acrónimo árabe con un significado peyorativo, similar a la etiqueta "Daesh" aplicada a ISIL por gran parte del mundo árabe. Esta etiqueta indicaba que muchos sirios consideraban que Tahrir al-Sham no era diferente de ISIL, especialmente dadas las similitudes entre los ataques recientes de Tahrir al-Sham y la ofensiva masiva de ISIL contra las fuerzas rebeldes en 2014. El 30 de enero, se informó que había alrededor de 31.000 combatientes en Tahrir al-Sham.[19][20]

febrero

HTS sufrió pérdidas por ataques aéreos de las fuerzas de la Coalición. El 3 de febrero, un ataque aéreo estadounidense golpeó un cuartel general de Tahrir al-Sham[21]​ en Sarmin, matando a 12 miembros de HTS y Jund al-Aqsa. 10 de los militantes asesinados eran miembros del HTS.[22][23]​ El ataque aéreo también mató al comandante del HTS Ibrahim al-Rihaal Abu Bakr, según el analista Kyle Orton.[21]​ Ha habido resistencia a HTS por parte de civiles en las áreas rebeldes que controla. El 3 de febrero, cientos de sirios se manifestaron bajo el lema "No hay lugar para al-Qaeda en Siria" en las ciudades de Atarib, Azaz, Maarat al-Numan para protestar contra HTS. En respuesta, los partidarios de HTS organizaron contraprotestas en al-Dana, Idlib, Atarib y Khan Shaykhun.[24]​ En Idlib pro-Hayyat Tahrir al-Sham se llevaron a cabo protestas que agitaban imágenes de su emir Abu Jaber el 3 de febrero. [25]​ La asistencia a un discurso del clérigo de HTS Abdullah al-Muhaysini fue manipulada atrayendo desplazados internoss y personas empobrecidas con promesas de motocicletas y refrigeradores a través de una rifa.[26]

El 4 de febrero de 2017 un ataque aéreo estadounidense mató al comandante de al-Qaeda Abu Hani al-Masri, que formaba parte de Ahrar al-Sham en el momento de su muerte. Se informó que estaba a punto de desertar a Tahrir al-Sham antes de su muerte.[23]​ El mismo día, el funcionario de Tahrir al-Sham, Muslah al-Alyani, criticó a otros grupos por no unirse a Tahrir al-Sham, argumentando que cualquier grupo que "luche por el Islam" sería atacado, independientemente de las designaciones terroristas. En su declaración, indicó que una de las razones por las que la mayoría de los combatientes de Ahrar al-Sham se negaron a unirse a Tahrir al-Sham fue porque este último grupo contenía individuos designados como terroristas.[21]​ Alrededor del 8 de febrero, Abu Muhammad al-Maqdisi confirmó que 2 altos líderes de Jabhat Fateh al-Sham leales a al-Qaeda, incluido el exlíder adjunto de al-Nusra Sami al-Oraydi, abandonaron Tahrir al-Sham, después de su formación.[27]

Abu Jaber emitió un discurso el 9 de febrero.[28]​ Hizo hincapié en que su grupo es una "entidad independiente" y elogió a sus "hermanos" en la "[Jihad] siria". La declaración incluía retórica despectiva sobre los musulmanes chiitas, diciendo que ellos "esclavizarán la región" si los rebeldes pierden la guerra.[29]

El 12 de febrero la Sala de Operaciones de Bunyan al-Marsous, de la que era miembro Tahrir al-Sham, lanzó una ofensiva contra el ejército sirio en Daraa distrito de Manshiyah. Según los informes, las fuerzas de Tahrir al-Sham comenzaron el ataque con 2 bombarderos suicidas y coches bomba.[30]​ Al día siguiente, estallaron enfrentamientos entre Tahrir al-Sham, anteriormente aliado, y Jund al-Aqsa, también llamado Liwa al-Aqsa, en el norte de Hama y el sur de Idlib.[31][32]

No fue hasta el 15 de febrero, Ahrar al-Sham publicó una infografía sobre sus deserciones recientes, afirmando que solo 955 combatientes habían desertado a Tahrir al-Sham.[27]​ También hubo informes de que Ahrar al-Sham, la Legión del Sham, Jaysh al-Izza, el Partido Islámico de Turkistán en Siria y la Brigada Tamkin pronto se fusionarían para formar una nueva organización llamada Frente de Liberación de Siria.[33][34]

Cuatro días después HTS arrestó al comandante local de la FSA Anas Ibrahim en Atarib y, en respuesta, se llevó a cabo una protesta contra HTS en la ciudad.[35][36]​ El 20 de febrero, la Sham Legion, Ahrar al-Sham y Tahrir al-Sham crearon un Consejo Ma'arat al-Numan Shura.[37]​ El 22 de febrero, el Centro de Lucha contra el Terrorismo informó que Jabhat Fateh al-Sham había formado el grupo Tahrir al-Sham por temor a quedar aislado y para contrarrestar la reciente expansión de Ahrar al-Sham durante los enfrentamientos en Idlib.[27]

El 22 de febrero, los últimos 2,100 militantes de Liwa al-Asqa abandonó sus posiciones finales en Khan Shaykhun, con informes no confirmados en los medios progubernamentales de que se unirían a ISIL en la provincia de Ar-Raqqah después de un acuerdo de retirada negociado. con Tahrir al-Sham y el Partido Islámico de Turkestán.[38]​ Posteriormente, Tahrir al-Sham declaró la terminación de Liwa al-Aqsa y prometió vigilar las celdas restantes.[39]​ Cuatro días después un ataque aéreo estadounidense en Al-Mastoumeh, provincia de Idlib, mató a Abu Khayr al-Masri, quien era el líder adjunto de al-Qaeda.[40][41]​ El ataque aéreo también mató a otro militante de Tahrir al-Sham.[42][43]​ La muerte de Abu Khayr dejó a HTS más libre para alejarse del control de al-Qaeda.[14]

marzo

A principios de marzo de 2017, los residentes locales de la provincia de Idlib que apoyaban a las facciones del ELS acusaron a Tahrir al-Sham de hacer más daño que bien, diciendo que todo lo que habían hecho era "secuestrar personas, establecer puestos de control y aterrorizar a los residentes". [44]

El 16 de marzo, un ataque aéreo estadounidense golpeó la aldea de al-Jinah, justo al suroeste de Atarib, matando de 29 a 50 civiles; Estados Unidos afirmó que las personas atacadas en el ataque eran "militantes de al-Qaeda", pero el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (SOHR), los residentes locales y los funcionarios locales han dicho que el edificio atacado era una mezquita llena de fieles, que fue posteriormente confirmado por Bellingcat.[45][46][47]

En la mañana del 21 de marzo, según los medios progubernamentales, un ataque con aviones no tripulados estadounidenses en Darkush, provincia de Idlib, mató a Abu Islam al-Masri, descrito como un comandante egipcio de alto rango del HTS, y Abu al-' Abbas al-Darir, descrito como un comandante egipcio del HTS;[48]​ sin embargo, el Instituto para el Estudio de la Guerra informó que el comandante asesinado era el jeque Abu al-Abbas al-Suri. El mismo día, Tahrir al-Sham lanzó la ofensiva de Hama de 2017 contra las fuerzas del gobierno sirio.[49]​ Tres días después dos camiones de plataforma que transportaban harina y que pertenecían a una organización de socorro turca afiliada a IHH fueron detenidos en un puesto de control de HTS en la entrada de Sarmada. HTS luego incautó los camiones y la harina, que estaba destinada a una panadería en Saraqib. La incautación provocó que 2.000 familias de la zona quedaran privadas del suministro gratuito de pan. [50]

abril-mayo

En abril de 2017, Jaysh al-Islam atacó al HTS y lo expulsó de los territorios bajo su control en Guta Oriental.[51]

El 3 de mayo, HTS arrestó a Suhail Muhammad Hamoud, "Abu TOW", un excombatiente del ELS, en una redada domiciliaria en Idlib. Anteriormente, al-Hamoud había publicado una fotografía de él fumando frente a una valla publicitaria de HTS que prohibía fumar.[52]

El 20 de mayo, la facción principal de los batallones de Abu Amara se unió a Tahrir al-Sham, que "ahora cuenta con una fuerza de combate de unos 50.000 militantes", según una fuente de los medios progubernamentales.[53]​ Sin embargo, la operación encubierta unidad de los Batallones Abu Amara con base en Alepo se mantuvo independiente.[54]

Siete días después, según Al Mayadeen, Tahrir al-Sham y Saraya Ahl al-Sham se enfrentaron con el Estado Islámico de Irak y el Levante en las montañas Qalamoun cerca de Arsal, frontera libanesa con Siria. Murieron 33 combatientes de ambos bandos.[55]​ El 29 de mayo Tahrir al-Sham arrestó al activista de la oposición y comandante del ELS Abdul Baset al-Sarout tras acusarlo de participar en una protesta contra HTS en Maarat al-Numan.[56]

junio-agosto

El 2 de junio del 2017 desertores de la Brigada de Comandos del Islam de la Brigada del Norte supuestamente se unieron a Tahrir al-Sham, aunque el Capitán Kuja, líder de la unidad, declaró que todavía es parte de la Brigada del Norte.[57][58]

Del 18 al 23 de julio, HTS lanzó una serie de ataques contra las posiciones de Ahrar al-Sham, que fueron rápidamente abandonadas.[59]​ El 20 de julio de 2017, el Movimiento Nour al-Din al-Zenki dirigido por Sheikh Tawfiq Shahabuddin anunció su retirada de Tahrir al-Sham en medio de conflicto generalizado entre HTS y Ahrar al-Sham, y se convirtió en un grupo islamista independiente.[60]​ El 23 de julio de 2017, Tahrir al-Sham expulsó a los restos de Ahrar al-Sham de Idlib y capturó toda la ciudad[61]​ así como el 60 % de la gobernación de Idlib.[62]​ HTS era ahora el grupo armado dominante en el noroeste de Siria, controlado por la oposición.[59]

No fue hasta el 18 de agosto Tahrir al-Sham capturó a 8 combatientes rebeldes de la ciudad de Madaya después de acusarlos de querer regresar a Madaya durante un acuerdo de alto el fuego.[63]

ataques en principios de 2017

El 5 de febrero del 2017, 5 atacantes suicidas[64]​ Atacantes de Tahrir al Sham tuvieron como objetivo las instalaciones de inteligencia militar en Homs, matando a decenas de miembros de las fuerzas de seguridad, incluido el jefe de la seguridad militar en Homs.[65]​ Fotos de las atacantes fueron publicadas en Twitter..[66]​ Uno de los atacantes era un nativo de Khan Shaykhun llamado Abu Hurayra (Safi Qatini), según fuentes de las redes sociales.[67]​ El jefe de la rama de Seguridad del Estado y el jefe de la rama de seguridad militar murieron en el ataque, según fuentes de las redes sociales.[68]​ Hassan Daaboul estuvo entre los 40 asesinados por Hayyat Tahrir al-Sham.[69]​ La explosión mató a Ibrahim Darwish, general de brigada y jefe de la rama de seguridad del estado.[70]​ El reportero sirio Moussa al-Omar publicó fotos de oficiales y soldados que fueron asesinados.[71]​ The War Center Media dio una cifra de seis atacantes suicidas y un número de muertos de treinta.[72]​ El número de muertos fue de veinte por Moussa cuando publicó una ruptura.[73]​ ​ El número de muertos fue de treinta y cinco el 24 de febrero según Moussa.[74]​ Los heridos eran cincuenta y cuatro y los muertos cuarenta y siete el 25 de febrero según Moussa.[75]​ Abu Yusuf al-Muhajir, un portavoz militar de Tahrir al-Sham fue entrevistado por Human Voice sobre los atentados.[76]​ Se dieron a conocer veintiséis nombres.[77]​ El jeque Samir bin Ali Ka'aka Abu Abdurrahman de Ghouta Oriental sugirió que el ataque fue llevado a cabo por iraníes en una disputa entre rusos e iraníes.[78]​ Los opositores sirios con sede en Ginebra afirmaron que el ataque de Homs fue llevado a cabo por el gobierno.[79]​ El ataque tuvo lugar al mismo tiempo que el comienzo de las conversaciones de los Cuatro de Ginebra.[80]​ El ataque fue elogiado por el líder de la Brigada Liwa Omar al-Farouq en Ahrar Al-Sham, Abu Abdul Malik (Mahmoud Nemah).[81]​ El ataque fue mencionado en un artículo en la publicación Al-Masra por Al Qaeda en la península arábiga.[82]​ El líder del HTS, Abu Mohammed al-Julani, mencionó el ataque de Homs y afirmó que era un mensaje para que los "políticos derrotistas" "se hicieran a un lado".[83]​ Se ha discutido que la redada resultó en la muerte de Ibrahim Darwish.[84]​ Tariq Abdelhaleem posteo un tuit sobre el ataque de Homs por parte de Tahrir al-Sham.[85]

El 11 de marzo del mismo año Tahrir al-Sham llevó a cabo un doble ataque con bomba en el área de Bab al-Saghir de la Ciudad Vieja de Damasco, matando a 76 e hiriendo a 120. El número de muertos incluyó a 43 peregrinos iraquíes. Los ataques se produjeron en un santuario frecuentado por peregrinos chiitas y milicianos.[86][87]​ Fueron descritos en una declaración atribuida a Tahrir al-Sham como objetivos de las milicias apoyadas por Irán y combatientes pro-Assad.[88]

Comienzo del declive, el liderazgo pasa de Abu Jaber (finales de 2017-2018)

De septiembre a noviembre de 2017, ubo una serie de asesinatos de líderes del HTS, en particular de clérigos extranjeros asociados con los elementos de línea más dura, como Abu Talha al-Ordini, Abu Abdulrahman al-Mohajer, Abu Sulaiman al-Maghribi, Abu Yahya al-Tunisi, Suraqa al- Maki y Abu Mohammad al-Sharii, así como algunos líderes militares locales, incluidos Abu Elias al-Baniasi, Mustafa al-Zahri, Saied Nasrallah y Hassan Bakour. Se especuló que los asesinatos fueron llevados a cabo por perpetradores pro-turcos, dada la hostilidad entre Turquía y HTS en Idlib, o por partidarios del intento de Johani de alejar a la organización de las posiciones salafistas y yihadistas de línea dura. También hubo deserciones de alto perfil de HTS en el mismo período, incluyendo Abdullah al-Muhaysini y Muslah al-Alyani.[89]​ En diciembre, HTS arrestó a varios destacados activistas yihadistas, exmiembros de al-Nusra que se mantuvieron leales a al-Qaeda y rechazaron el giro de HTS de las posiciones salafistas y yihadistas. La medida se interpretó como un intento de restablecerse como un grupo pan-suní más pragmático, con una estructura más civil. El líder de Al-Qaeda Ayman al-Zawahiri denunció este giro. [90][91]

HTS anunció la renuncia de Abu Jaber como líder del grupo el 1 de octubre de 2017. Fue sucedido por el fundador del Frente Nusra Abu-Muhammad al-Julani, quien ya había sido el comandante militar de facto.[92][93]​ El 1 de octubre, los Ibn Taymiyya batallones con base en la ciudad de Darat Izza desertaron de Tahrir al-Sham.[94][95][93]

De septiembre a noviembre de 2017, ubo una serie de asesinatos de líderes del HTS, en particular de clérigos extranjeros asociados con los elementos de línea más dura, como Abu Talha al-Ordini, Abu Abdulrahman al-Mohajer, Abu Sulaiman al-Maghribi, Abu Yahya al-Tunisi, Suraqa al- Maki y Abu Mohammad al-Sharii, así como algunos líderes militares locales, incluidos Abu Elias al-Baniasi, Mustafa al-Zahri, Saied Nasrallah y Hassan Bakour. Se especuló que los asesinatos fueron llevados a cabo por perpetradores pro-turcos, dada la hostilidad entre Turquía y HTS en Idlib, o por partidarios del intento de Johani de alejar a la organización de las posiciones salafistas y yihadistas de línea dura. También hubo deserciones de alto perfil de HTS en el mismo período, incluyendo Abdullah al-Muhaysini y Muslah al-Alyani.[89]​ En diciembre, HTS arrestó a varios destacados activistas yihadistas, exmiembros de al-Nusra que se mantuvieron leales a al-Qaeda y rechazaron el giro de HTS de las posiciones salafistas y yihadistas. La medida se interpretó como un intento de restablecerse como un grupo pan-suní más pragmático, con una estructura más civil. El líder de Al-Qaeda Ayman al-Zawahiri denunció este giro. [90][91]

HTS anunció la renuncia de Abu Jaber como líder del grupo el 1 de octubre de 2017. Fue sucedido por el fundador del Frente Nusra Abu-Muhammad al-Julani, quien ya había sido el comandante militar de facto.[92][93]​ El 1 de octubre, los Ibn Taymiyya batallones con base en la ciudad de Darat Izza desertaron de Tahrir al-Sham.[94]​ En noviembre de 2017, estallaron violentos enfrentamientos entre el Movimiento Nour al-Din al-Zenki y Tahrir al-Sham en el norte de Idlib y el oeste de Alepo, principalmente en el área entre Atme y Khan al-Asal.[95][93]

A principios de 2018, hubo informes de que HTS se había debilitado significativamente y ahora tenía "una pequeña presencia en Ghouta oriental y una influencia decreciente en Idlib, el norte de Hama y las provincias occidentales de Alepo", con solo 250 hombres en Ghouta oriental y un total de 12.000 combatientes.[51][59]​ En febrero de 2018 Tahrir al-Sham fue acusado de matar a Fayez al-Madani, un delegado de la oposición encargado de las negociaciones con el gobierno sobre la entrega de electricidad en el norte de la Gobernación de Homs, en la ciudad de al-Rastan. Cientos de personas, incluidos combatientes de la Brigada Hombres de Dios, parte del grupo Movimiento de Liberación Nacional del Ejército Sirio Libre,[96][97]​ procedió a manifestarse contra HTS en la ciudad el 13 de febrero. En respuesta, HTS se retiró de Rastan y entregó su sede en la ciudad a la Brigada de Hombres de Dios.[98]​ En febrero de 2018 se formó una facción disidente de exmiembros de HTS, llamada Organización Guardianes de la Religión. [99]

HTS quedó excluido del acuerdo de alto el fuego del 24 de febrero en Ghouta Oriental. A fines de febrero, un grupo de facciones armadas, incluidas Failaq al-Rahman y Jaysh al-Islam, escribieron a la ONU declarando que estaban listas para "evacuar" a los combatientes restantes del HTS de Guta Oriental dentro de 15 días.[51]​ Al mismo tiempo, en la gobernación de Idlib, Ahrar al-Sham, Nour al-Din al-Zinki y Soqour al-Sham entraron en conflicto con HTS, tomando un territorio significativo.[51]

A fines de 2017 y principios de 2018, cooperó con Turquía en Idlib, lo que provocó una profundización de las tensiones entre los líderes más pragmáticos y los elementos de línea más dura (especialmente los combatientes extranjeros) hostiles a trabajar con Turquía. Algunos de estos últimos se separaron en febrero de 2018 para formar Huras al-Din. El liderazgo de HTS también tomó medidas enérgicas contra las células escindidas restantes de ISIS activas en Idlib. En agosto, cuando HTS entró en negociaciones (sin éxito) con Rusia y Turquía, se estimó que HTS tenía alrededor de 3.000 a 4.000 combatientes extranjeros, incluidos árabes no sirios, de un total de 16,000 combatientes de HTS. El 31 de agosto, Turquía declaró a HTS una organización terrorista.[100]

2019

Avivamiento y victoria en Idlib

En enero de 2019 HTS pudo apoderarse de docenas de aldeas de los rivales y, posteriormente, se llegó a un acuerdo en el que la administración civil sería dirigida por HTS en toda la gobernación de Idlib controlada por los rebeldes.[101]

A raíz del quinto conflicto entre rebeldes de Idlib, HTS obtuvo el control de casi todo el bolsillo de Idlib, después de derrotar al Frente Nacional para la Liberación respaldado por Turquía. Después de su victoria, Hay'at Tahrir al-Sham violaría inmediatamente el tratado de alto el fuego negociado por Turquía y Rusia colocando unidades de combate en la zona desmilitarizada a lo largo de la frontera entre Idlib y el gobierno sirio, y atacaría Ejército sirio (SAA) campamentos cerca del área. En respuesta a estos ataques, el presidente sirio Bashar al-Assad aumentó el número de tropas guarnecidas cerca de Idlib, lo que algunos han argumentado es una inminente ofensiva renovada en la región, luego de la Campaña de Siria, donde las fuerzas progubernamentales retomaron la base aérea militar de Abu al-Duhur anteriormente controlada por los rebeldes que fue capturada por el FSA y el Ejército de Conquista en 2015 En 2019, el subsecretario adjunto de Defensa de EE. UU. Michael Mulroy declaró que “Idlib es esencialmente la colección más grande de afiliados de Al Qaeda en el mundo”.[102][103][104][105]​ Del 10 a 11 de julio 57 combatientes progubernamentales murieron cuando los militantes de Tahrir al-Sham atacaron posiciones sirias cerca de la aldea fortificada de Hamamiyat. También murieron 44 militantes.[106][107]

Referencias


Text submitted to CC-BY-SA license. Source: Hayat Tahrir al-Sham by Wikipedia (Historical)